Aquí está el truco para fijar tu maquillaje con agua en segundos

Fijar el maquillaje es una consideración importante para aquellos que desean mantener su look durante todo el día. Una de las formas más efectivas de hacerlo es con agua.

A diferencia de los sprays fijadores y polvos, el agua crea una capa impermeable sobre la piel, protegiendo el maquillaje de factores externos como la humedad, el sudor y la fricción.

En este artículo, exploraremos diferentes técnicas y productos para fijar el maquillaje con agua, y cómo sacar el máximo provecho de esta técnica para lucir radiantes e impecables durante horas.

 

Fijar Maquillaje con Agua: Consejos para un Look Duradero

Lograr un maquillaje impecable y duradero a menudo implica utilizar técnicas efectivas para fijar los productos en su lugar. Una opción simple y accesible es utilizar agua para sellar y mejorar la duración de tu maquillaje.

Aquí te ofrecemos consejos prácticos para incorporar esta técnica a tu rutina de belleza y garantizar que tu look se mantenga fresco y radiante durante todo el día.

1. Humedece una Esponja o Brocha: Antes de aplicar cualquier producto en polvo, humedece ligeramente una esponja de maquillaje o una brocha con agua. Asegúrate de que esté húmeda pero no empapada para evitar que el maquillaje se vuelva acuoso. Esta técnica ayuda a que los productos en polvo se adhieran mejor a la piel y se mezclen de manera más suave.

2. Aplica Productos en Polvo: Después de humedecer la esponja o brocha, aplica tus productos en polvo favoritos, como base en polvo, rubor o sombra de ojos. La humedad ayudará a que estos productos se adhieran a la piel de manera uniforme, creando un acabado más natural y duradero.

3. Usa un Spray Fijador: Una vez que hayas completado tu rutina de maquillaje, sella todo con un spray fijador. Puedes optar por un spray comercial o incluso crear el tuyo propio mezclando agua en un atomizador con unas gotas de glicerina o aloe vera. Rocía suavemente sobre tu rostro para fijar el maquillaje en su lugar.

4. Refresca a lo Largo del Día: Lleva contigo un pequeño atomizador con agua para refrescar tu rostro a lo largo del día. Esto no solo revitalizará tu maquillaje, sino que también proporcionará hidratación a tu piel. Rocía ligeramente y presiona suavemente con una esponja para revitalizar el acabado.

5. Evita Excesos de Agua: Es importante no excederse con la cantidad de agua, especialmente si estás utilizando productos en polvo. Demasiada humedad puede hacer que el maquillaje se vuelva pastoso o pierda su intensidad. La clave es encontrar un equilibrio para mejorar la adhesión sin comprometer la textura.

  Descubre el secreto para tener labios rosados naturalmente en mujeres.

El Poder del Spray: Cómo Utilizar Agua para Fijar tu Maquillaje

El uso estratégico del agua como herramienta para fijar el maquillaje es un secreto bien guardado en el mundo de la belleza.

Aprovechar el poder del spray de agua no solo mejora la duración del maquillaje, sino que también agrega un toque refrescante y natural al acabado.

Aquí te detallamos cómo puedes incorporar esta técnica a tu rutina de belleza para lograr un look impecable y duradero.

1. Atomizador con Agua: Invierte en un atomizador pequeño que puedas llenar con agua. Puedes encontrar atomizadores recargables en tiendas de artículos de belleza. Este será tu aliado para aplicar agua de manera fina y uniforme sobre tu rostro.

2. Prepara tu Piel: Comienza con una base limpia y bien hidratada. Aplica tu rutina de cuidado de la piel, incluyendo hidratante y protector solar, antes de comenzar con el maquillaje. Una piel bien preparada ayudará a que el maquillaje se adhiera mejor.

3. Humedece tus Brochas o Esponjas: Antes de aplicar productos en polvo, humedece ligeramente tus brochas o esponjas con el atomizador de agua. Asegúrate de que estén húmedas pero no empapadas. Esto mejorará la adhesión de los productos en polvo y permitirá una aplicación más suave.

4. Aplica Productos en Polvo: Continúa con tu rutina de maquillaje normal, aplicando productos en polvo como base, rubor y sombra de ojos. La humedad en las brochas o esponjas facilitará la mezcla de los productos y creará un acabado más natural.

5. Sella con Agua: Una vez que hayas terminado tu maquillaje, sella todo con un spray ligero de agua. Asegúrate de mantener una distancia adecuada para que el agua se distribuya de manera uniforme. Este paso sella el maquillaje en su lugar y elimina cualquier apariencia de polvo.

6. Refresca durante el Día: Lleva contigo tu atomizador de agua para refrescar tu rostro a lo largo del día. Este gesto no solo revitalizará tu maquillaje, sino que también proporcionará un impulso de hidratación a tu piel. Rocía suavemente y presiona ligeramente con una esponja para retocar el acabado.

7. Experimenta con Ingredientes Adicionales: Si deseas potenciar los beneficios, puedes agregar ingredientes adicionales al agua del atomizador, como unas gotas de glicerina o aloe vera. Estos ingredientes pueden proporcionar hidratación adicional y dejar un acabado luminoso.

  Consigue un brillo radiante con nuestro spray iluminador facial

8. Prueba con Agua Termal: El agua termal es otra opción para fijar el maquillaje y proporcionar beneficios adicionales para la piel. Rocía suavemente el agua termal sobre tu rostro después de aplicar el maquillaje para obtener un acabado fresco y natural.

Trucos Profesionales: Fijar Maquillaje con Agua de Manera Efectiva

Los maquilladores profesionales han dominado el arte de fijar el maquillaje para lograr resultados duraderos y de aspecto impecable. Entre sus trucos bien guardados, el uso estratégico del agua ocupa un lugar destacado.

Aquí, te desvelamos los secretos profesionales sobre cómo fijar el maquillaje con agua de manera efectiva, proporcionando un acabado fresco y duradero digno de la pasarela.

1. Bruma Hidratante con Agua: Las brumas hidratantes con agua son una herramienta esencial en el kit de un maquillador profesional. Estos productos están diseñados específicamente para refrescar y fijar el maquillaje. Rocía la bruma a una distancia moderada sobre tu rostro después de completar tu rutina de maquillaje para sellar y mantener la hidratación.

2. Aplicación con Esponja: Los profesionales a menudo prefieren aplicar agua con una esponja de maquillaje para garantizar una distribución uniforme. Humedece la esponja ligeramente y presiona suavemente sobre tu rostro después de aplicar productos en polvo. Este paso no solo fija el maquillaje, sino que también elimina el aspecto empolvado para un acabado más natural.

3. Técnica de “Baking” Mejorada: La técnica de “baking” implica dejar polvo translúcido en el rostro durante unos minutos antes de cepillarlo. Para mejorar esta técnica, aplica agua con un atomizador después de haber dejado el polvo. El agua activará el polvo, creando una textura suave y duradera.

4. Pinceles Humedecidos Estratégicamente: Los maquilladores profesionales humedecen estratégicamente ciertos pinceles para intensificar la pigmentación y la fijación de ciertos productos. Humedece ligeramente el pincel antes de aplicar sombras de ojos o productos en polvo para obtener colores más ricos y una adherencia mejorada.

5. Sella el Maquillaje con Agua Termal: El agua termal es un elemento común en los trucos de los profesionales. Rocía agua termal sobre tu rostro después de aplicar el maquillaje para fijarlo y proporcionar beneficios calmantes y refrescantes a la piel. Este gesto es especialmente útil en climas cálidos.

  Adiós a los labios agrietados: descubre los mejores pintalabios para labios resecos

6. Personaliza tu Spray Fijador: Crea tu propio spray fijador personalizado mezclando agua con ingredientes beneficiosos como aloe vera o glicerina. Esta mezcla no solo fijará el maquillaje, sino que también proporcionará hidratación adicional y un brillo sutil.

7. Toque Final con Agua Fría: Finaliza tu rutina de maquillaje con un toque de agua fría. Puedes hacerlo utilizando un rociador con agua fría o sumergiendo tu rostro brevemente en agua fría. Este paso tonificará la piel, cerrará los poros y sellará el maquillaje.

 

Fijar el maquillaje con agua es una técnica eficaz que está ganando popularidad entre los amantes del maquillaje. Esta técnica no solo es fácil de aplicar, sino que también es beneficioso para la piel, haciéndola ver más radiante, saludable y bien hidratada.

Acerca del autor

Anna

Ver todos los artículos