¿Varices en la mano? Descubre las causas y tratamiento

Las varices son una condición común que se presenta generalmente en las piernas, pero también pueden manifestarse en diferentes áreas del cuerpo.

En este caso, nos centraremos en las varices en la mano, las cuales pueden ser un síntoma de un problema de circulación sanguínea.

En el siguiente artículo te explicaré qué son las varices en la mano, cuáles son sus causas y síntomas, y cómo se pueden tratar y prevenir.

 

Causas y Factores de Riesgo de Varices en las Manos

Las varices en las manos pueden ser el resultado de una combinación de factores y condiciones.

  1. Envejecimiento: A medida que envejecemos, las paredes de nuestras venas pueden volverse más delgadas y menos elásticas, lo que puede provocar que las venas se hinchen y se vuelvan visibles. Este proceso natural puede aumentar la probabilidad de desarrollar varices en las manos con la edad.
  2. Genética: La predisposición genética juega un papel importante en la aparición de varices en cualquier parte del cuerpo, incluidas las manos. Si tienes antecedentes familiares de varices, es posible que tengas un mayor riesgo de desarrollar esta condición.
  3. Actividades Manuales Repetitivas: Realizar actividades manuales repetitivas, como escribir, usar herramientas vibratorias o trabajar con las manos en ciertas profesiones, puede aumentar la presión en las venas de las manos y contribuir al desarrollo de varices.
  4. Cambios Hormonales: Los cambios hormonales, como los que ocurren durante el embarazo, la menopausia o el uso de anticonceptivos hormonales, pueden afectar el tono muscular y la elasticidad de las venas, lo que aumenta el riesgo de desarrollar varices en las manos.
  5. Obstrucción Venosa: La obstrucción del flujo sanguíneo en las venas de las manos debido a traumatismos, lesiones o afecciones médicas subyacentes, como coágulos sanguíneos o tumores, puede causar acumulación de sangre en las venas y la formación de varices.
  6. Estilo de Vida Sedentario: Permanecer sentado o de pie durante largos períodos de tiempo sin mover las manos puede dificultar el retorno venoso y aumentar la presión en las venas, lo que puede contribuir al desarrollo de varices en las manos.
  7. Obesidad: El exceso de peso puede ejercer presión adicional sobre las venas de las manos, lo que puede aumentar el riesgo de desarrollar varices en esta área.
  ¿Quieres lograr la postura perfecta? Descubre qué es el método POSE

Síntomas y Diagnóstico de Varices en las Manos

Las varices en las manos pueden presentarse de varias maneras y pueden ser difíciles de detectar debido a su ubicación menos visible en comparación con las varices en las piernas.

Sin embargo, existen algunos síntomas comunes que pueden indicar la presencia de varices en las manos.

Aquí hay algunos síntomas a tener en cuenta:

  1. Protuberancias o Venas Inflamadas: Puedes notar protuberancias visibles o venas inflamadas justo debajo de la superficie de la piel en tus manos. Estas venas pueden aparecer de color rojo, azul o púrpura oscuro.
  2. Sensación de Pesadez o Fatiga en las Manos: Puedes experimentar una sensación de pesadez, fatiga o incomodidad en tus manos, especialmente después de períodos prolongados de actividad.
  3. Dolor o Malestar: Es posible que sientas dolor o malestar en tus manos, especialmente al final del día o después de realizar actividades manuales extenuantes.
  4. Hinchazón: Puedes experimentar hinchazón en tus manos, especialmente alrededor de las áreas donde se encuentran las varices.
  5. Picazón o Irritación: Algunas personas con varices en las manos pueden experimentar picazón o irritación en la piel sobre o alrededor de las venas afectadas.

Las varices en las manos y sus tratamientos

Aunque las varices en las manos generalmente no representan un problema médico grave, pueden causar molestias o ser estéticamente desagradables para algunas personas.

  Despídete del bigote femenino en casa: método infalible en 4 pasos.

Aquí hay algunas opciones de tratamiento y estrategias de manejo comunes para las varices en las manos:

  1. Terapia de Compresión: El uso de guantes de compresión o vendajes elásticos en las manos puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y aliviar los síntomas asociados con las varices, como la hinchazón y la fatiga. Estos dispositivos ejercen presión en las venas para ayudar a mantenerlas estables y promover un flujo sanguíneo más eficiente.
  2. Cambios en el Estilo de Vida: Realizar cambios en el estilo de vida, como evitar actividades manuales repetitivas que puedan empeorar los síntomas, mantener las manos elevadas cuando sea posible para reducir la hinchazón y evitar estar de pie o sentado durante períodos prolongados, puede ayudar a aliviar los síntomas de las varices en las manos.
  3. Medicamentos Tópicos: Algunos medicamentos tópicos, como cremas o geles con ingredientes como la vitamina K, la arnica o la castaña de indias, pueden ayudar a reducir la hinchazón y mejorar la apariencia de las varices en las manos. Sin embargo, es importante hablar con un médico antes de usar cualquier tratamiento tópico para asegurarse de que sea seguro y efectivo.
  4. Procedimientos Médicos: En casos más graves o cuando los síntomas no mejoran con otros tratamientos, se pueden considerar procedimientos médicos para tratar las varices en las manos. Estos pueden incluir escleroterapia, que consiste en inyectar una solución en las venas afectadas para cerrarlas y mejorar la circulación, o cirugía para extirpar las venas varicosas más grandes.
  5. Seguimiento Médico Regular: Es importante tener un seguimiento médico regular si tienes varices en las manos para monitorear la progresión de la condición y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario. Un médico puede proporcionar orientación y recomendaciones personalizadas para manejar tus síntomas y prevenir complicaciones.
  Tatuajes: ¿La solución para estrias blancas?

Las varices en la mano pueden ser una consecuencia de varios factores, incluyendo la edad, la genética, el uso constante de las manos y la presencia de trastornos médicos subyacentes.

Si bien las varices no suelen ser una amenaza, pueden ser molestas y dolorosas y afectar la calidad de vida.

Acerca del autor

Anna

Ver todos los artículos